-¡Mamá..estoy en la compañía! -¿Qué es eso?

A menos que fuera en fiestas familiares de navidad, año nuevo o cumpleaños jamás fui la bailarina de la casa. Fui la cantante, la oradora, la cuentachistes, pero jamás la bailarina. Creo que esa es la razón por la que mi mamá hizo la muy famosa “cara de WHAT?” cuando le conté la buena nueva de que era parte de la Compañía 3 de Salsa Honduras, además de el hecho que ella no tenia ni la más mínima idea a lo que me refería con “compañía”.

¡Sí Sras y Sres lo logramos! Después de un año de haber entrado a una de las mejores aventuras de mi vida, un doloroso (y atropellado) casting y una semana y media de espera, llegó a mi inbox el mensaje de nuestro querido director, Raul Alvarenga, dándome la noticia. Sonó el “turú” del mensajero de Facebook y el corazoncito se me hizo chiquito, grité como loca ¡Estoy en la compañía! y mis dos socias me vieron con cara de “y a esta loca… ¿qué mosca le picó?”

Y entre los que hicimos el casting nos preguntábamos entre sí:

-¿Te llegó el mensaje?

-¿Quedaste?

“Y todo quedó en un: Nos vemos el jueves a las 10 en lomas…”

Fue ahí donde nos encontramos los elegidos: Ose, Irmis, Lusho, Omar, Manuel, Linda, Andrea Karen, Jean, Douglas, Laura, Ricky, Armando, AJ, y su servidora detrás de los teclados. (Espero que no se me olvide nadie, si es así pido disculpas de antemano)

Imagen

“…será divertido decían”

Y si, lo es. Pero también lleva muchos compromisos y sacrificios. Cosa que hasta el momento no entendía. Imagínense que en nuestra primera reunión como compañía (tssssssssssssssss!!!! ) no pensé que íbamos a comenzar a entrenar de una vez, pero como bien dice el dicho: ¡aquí la cosa es friendo y comiendo papa! Después de firmar nuestros compromisos, saber nuestras responsabilidades y una plática profunda con Raul y Karla, comenzamos de una vez lo que sería la TORTURA CORPORAL “custom made” por nuestro coach exclusivo Ose “el baby” Martínez. 

¿¡Cómo les explico que no podía levantarme al día siguiente!? (Ni los demás días porque me sigue doliendo todo, hasta hoy) 

Esa noche, cuando llegué a mi casa, entre el dolor de cuerpo que se confundía con cansancio, había una sensación que no me dejaba dormir. Pensaba en el día que nos presentáramos juntos como compañía, en cómo me temblarían las piernas y en cuál escenario sería.

Si yo sé, me estoy adelantando demasiado, teniendo nada más horas de haber comenzado este nuevo reto, cosa que a mi me encanta, solo podía sentir la ansiedad que no me permitía cerrar los ojos, la emoción que me hinchaba el pecho y la sonrisa que me acompaña hasta el día de hoy.

Imagen

Continúe sintonizad@ de los diarios y no se pierda en la próxima edición “Las fabulosas aventuras de la Compañía 3” en la que comienza la travesía de las cargadas (si, si, me cargan a MÍ) y las corridas a media noche por el bule, mientras tanto… a mi me resuena todavía en la cabeza un grito cuasi militar que decía:

“¡COMPAÑÍA NO LOS ESCUCHOOOO! 

¡UNO, DOS, TRES, CUATRO….!”

🙂

Anuncios
-¡Mamá..estoy en la compañía! -¿Qué es eso?

6 comentarios en “-¡Mamá..estoy en la compañía! -¿Qué es eso?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s